Los iPhone llevan años siendo «hackeados» por páginas webs, según un estudio de Google

El grupo de análisis de amenazas de Google (TAG) ha dado a conocer el descubrimiento de un peuqeño número de páginas webs hackeadas que desde hace dos años atacaban a los usuarios de iPhone aprovechando una vulnerabilidad en el sistema operativo iOS, accediendo a su servidor e implantando un sistema de monitorización en el dispositivo cuando entraban en ellas que permitía el acceso de los «hackers» a todos los datos del usuario.

De acuerdo con una publicación del blog de Project Zero, el equipo de Google que se dedica a investigar las vulnerabilidades de seguridad «día cero», los ciberdelincuentes «han hecho un esfuerzo constante para hackear a los usuarios de iPhones en ciertas comunidades durante un periodo de al menos dos años», afirma un miembro de su equipo, Ian Beer.

El sistema de ataque consistía en que el usuario entraba en la página web «hackeada», y el atacante podía acceder a su servidor e instalar un sistema de monitorización en su dispositivo que permitía obtener el control absoluto del mismo y con ello el acceso a todos sus datos. Según Beer, «estas páginas reciben miles de visitantes por semana».

Se trata de un ataque de tipo «abrevadero» («watering hole», en inglés), una estrategia en la que los atacantes observan los sitios web que visita un grupo de víctimas e infecta uno de ellos con «malware», logrando así infectarlos.

TAG ha descubierto cinco cadenas de explotación («exploit») de los móviles iPhone que afectaban a versiones desde iOS 10 hasta la última de iOS 12. En total han encontrado catorce vulnerabilidades, que han sido siete del navegador web de iPhone, cinco para el núcleo y dos «sandbox» separados -un aislamiento de procesos que usa el sistema para ejecutar programas-, que permiten introducir código malicioso en un dispositivo desde el exterior.

Beer afirma que Google le comunicó esta situación a Apple el 1 de febrero de 2019 poniéndole como fecha límite una semana para que solucionara el problema, que coincidía con el lanzamiento del iOS 12.1.4. Apple lanzó un parche para corregir la vulnerabilidad el 7 de febrero, hecho que hizo público a través de su página web.

La nueva versión, que se ha llamado iOS 12.4.1, no incluye modificaciones importantes en el funcionamiento del sistema operativo, y se distribuye desde este lunes como una actualización oficial. Apple ha agradecido en su página de soporte la contribución del investigador Ned Williamson de Project Zero y del usuario Pwn20wnd en el descubrimiento del problema.

La vulnerabilidad, conocida como CVE-2019-8605, permitía explotar una brecha del sistema operativo con la que era posible que un atacante ejecutara código de forma arbitraria y accediera a los privilegios del sistema. La nueva versión de iOS 12.4.1 parchea este fallo de seguridad.

El «exploit» que aprovechaba esta brecha fue publicado por los «hackers» en la red el pasado 19 de agosto, como descubrió Pwn20wnd, y se trataba de un «jailbreak»« -proceso de suprimir algunas de las limitaciones impuestas por Apple en sus sistemas- que podía funcionar como «malware» espía y que a pesar de que se había solucionado en la versión anterior (12.3), reapareció de nuevo en iOS 12.4, como recoge Motherboard.

La actualización de iOS 12.4.1 ya está disponible para los teléfonos iPhone 5S y posteriores, las tabletas iPad Air y posteriores y el iPod Touch de la sexta generación. Apple también ha distribuido las actualizaciones tvOS 12.4.1, watchOS 5.3.1 y una versión complementaria de macOS Mojave 10.14.6 que soluciona el problema en el resto de sus sistemas propios.

Esta incidencia llega después de los seis errores de seguridad identificados por los expertos de Google Project Zero tras el lanzamiento de la versión de iOS 12.4 a finales de julio, que exponían funciones del sistema sin necesidad de intervención del usuario.

Fuente: Abc.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *